AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
A+ A-
  1. Portada,
  2. Qué hacer,
  3. Excursiones por los alrededores de...,
  4. Callosa d'En Sarrià
volver

Callosa d'En Sarrià

Apenas a una docena de kilómetros de Benidorm, recostada en los siempre verdes valles de los ríos Algar y Guadalest y rodeada por las elevadas sierras de Aitana (1.558 m.), Serrella (1.360 m.), Ponotx (1.100 m.) y Bernia (1.128 m.), se encuentra Callosa d'En Sarrià, antigua alquería musulmana que llegó a ser cabeza del señorío que dominó la mayor parte de la comarca de la Marina Baixa.

Tiene Callosa fama por los excelentes frutos de sus huertos, destacando el dorado tesoro de sus plantaciones de nísperos, hoy comercializados internacionalmente y vive una intensa vida cultural que ha hecho posible la recuperación de su pasado en un interesante museo antropológico.

Pero entre todos los atractivos de Callosa d'En Sarrià, el que más destaca es, seguramente, el de la riqueza paisajística que brinda la naturaleza en el paraje conocido como Las Fuentes del Algar que, por la belleza de sus rincones, ha sido denominada "Font de Fonts" ya que muchas de sus fuentes y pequeños manantiales constituyen un precioso conjunto de cataratas y pequeños remansos donde los brillos del agua discurriendo entre la feroz vegetación, conforman, por sí solos, todo un espectáculo de excepcional calidad.

En el ámbito del Algar, selectos merenderos y restaurantes brindan la posibilidad de conocer la gastronomía de la zona al tiempo que un cuidado espacio municipal de acampada posibilita una estancia más prolongada a los que prefieran disfrutar de tan singular entorno por más tiempo del que depara una simple excursión.

Cuenta la zona con un interesante espacio dedicado a la conservación de la flora con la presencia de la mayor parte de las plantas aromáticas autóctonas, así como un interesante museo del medio ambiente donde, además de exponerse hierbas y esencias, se investiga sobre la producción de aceites aromáticos o la fecundación "in vitro" de plantas.

Completan los atractivos de esta "Font de Fonts" las posibilidades de senderismo por rutas perfectamente delimitadas o los recorridos a caballo por la montaña, descubriendo parajes de gran riqueza natural.